Vallobín se vuelve un muro (30-26)

Volver al Vallobín últimamente adquiere el sinónimo de reencontrarse con las victorias. El Unión Financiera Base Oviedo volvió a ofrecer la mejor de sus versiones para imponerse al ID Energy Caserío Ciudad Real (30-26) y desatar la euforia en el comienzo del puente. Los de Ricardo Margareto, al igual que hicieron ante Mallorca y Antequera, cuajaron un gran encuentro ante su público para dejar los dos puntos en el Principado. En esta ocasión, fue el segundo clasificado el que cayó.

El choque comenzó con un ritmo fulgurante y con ambos equipos mostrando un gran acierto de cara a portería. Comandados por un Carlos Costoya, los locales arrancaron fuerte. Un parcial de 3-1 fue rápidamente equilibrado por los manchegos. El Unión Financiera Base Oviedo logró coger otros dos tantos de ventaja; pero los de Ciudad Real nuevamente empataron el partido (5-5, minuto 8).

El encuentro entró en una fase de igualdad y ambos equipos ofrecieron algunas imprecisiones. Los locales volvieron a lamentar dos penaltis fallados e ID Energy Caserío tomó sus primeras ventajas en el choque. A los 15 minutos, otro gol de Costoya situó el 10-10 en el marcador y, desde entonces, el Unión Financiera Base Oviedo no se volvió a ver por debajo en el electrónico. Llegaron buenos minutos para el equipo de Ricardo Margareto, muy centrado en defensa, lo que le llevó a situarse tres tantos por encima (15-12, minuto 25). Sin embargo, Caserío volvió a empatar el duelo. Una acción de Javi Sanz, desde los siete metros, permitió a los locales irse con una renta de un gol al descanso (16-15).

En la segunda mitad, el Unión Financiera Base Oviedo saltó al parquet de Vallobín muy enchufado. Las acciones de Javi Sanz, Raúl Blanco y Costoya otorgaron a los asturianos una renta de tres goles (19-16, minuto 36). Y, aunque los de Ciudad Real se acercaron, no llegaron a empatar el encuentro. Los locales pegaron un acelerón para situarse cuatro tantos por encima (22-18) y dotar de cierta tranquilidad a la grada. No todo estaba decidido, ya que los de Ciudad Real se aferraron al encuentro. Un parcial de 1-5 situó al Unión Financiera Base Oviedo seis tantos por encima a falta de seis minutos. El gol del capitán, Rubén Menéndez, puso en pie al pabellón y desató la euforia (27-21).

Tras el tiempo muerto visitante, el encuentro volvió a igualarse. Y es que ID Energy Caserío logró situarse a dos goles de distancia, con más de dos minutos por jugarse. Llegó, entonces, el momento de Diego Fernández. El central, al borde del pasivo, lanzó para batir al meta manchego y, ahora sí, dejar sentenciado el partido. El propio jugador gijonés terminó de rematar el encuentro en la última acción (30-26).

Este sábado, el equipo de Ricardo Margareto repetirá como local. Los asturianos recibirán al Valinox Novás, en Vallobín, a partir de las 18:30 horas. Será la decimotercera jornada de la División de Honor Plata.

 

Unión Financiera Base Oviedo (30): Fede Wermbter, Raúl Blanco (4), Manu Barrios (3), Emi Franceschetti (1), Javi Sanz (5), Carlos Costoya (6), David Ortega (1) –siete inicial- Yailán Hechavarría, Jaime González, Rubén Menéndez (3), Óscar Camacho (2), Diego Fernández (3), Gonzalo Carou (1), Juan Gamallo, Rubén Rozada (1) y Jayro Pérez.

ID Energy Caserío (26): Óscar Ruiz, Pablo Campanario (1), Juan Manuel Lumbreras (1), Francisco José Ruiz (2), Santiago Canepa (8), José Palacios (5), Adrián Sánchez –siete inicial- Santiago Giovanola, Martín Santano (1), Augusto Moreno, Víctor Morales (1), Fernando Romero, Rodrigo Martín-Pozuelo, Yurii Dieliierhiiev, Ángel Pérez (4) y José Andrés Torres (3)

Árbitros: Mauro Antonio Montero y Jon Cid Mateos. Amonestaron al entrenador ayudante local, Álvaro Campo. Excluyeron por dos minutos a los locales Carlos Costoya y Emi Franceschetti y a los visitantes Pablo Campanario, Martín Santano y Santiago Canepa.

Marcador cada cinco minutos: 3-3; 6-6; 10-10; 12-11; 15-12; 16-15; -descanso-; 18-16; 19-17; 22-19; 24-20; 27-23; 30-26.

Polideportivo de Vallobín: Unos 500 espectadores.