Ricardo Margareto: “Hemos hecho un partido muy completo en el plano competitivo”

El Unión Financiera Base Oviedo suma dos puntos clave tras vencer al líder de la categoría, el Balonmano Guadalajara, en un gran encuentro. Los de Ricardo Margareto no bajaron nunca los brazos ante el primer clasificado y, con su fortaleza defensiva y con una gran intensidad, lograron una trabajada victoria que llegó gracias al tanto de Gonzalo Carou sobre la bocina. El técnico analiza el triunfo.

Para Margareto, “hemos hecho un partido muy completo, sobre todo a nivel competitivo. Ha habido momentos donde no acabábamos de meter, hemos estado bien a la hora de competir. Es muy reseñable, tras el último partido en Antequera, que terminó con mucha distancia de goles. Hemos estado de diez. Sabíamos que, metiendo ritmo en la segunda parte, podíamos sacarles del partido. Hemos de destacar cómo ha competido el equipo. Ahora, toca celebrar la victoria ante el líder, pero con la mente puesta en el objetivo, que es la permanencia”.

Además, destaca que “hemos trabajado toda la semana. Nuestra seña de identidad es a nivel defensivo, ayudar al portero a parar. Y, luego, tener calma en ataque. Intentar buscar el contraataque y, si no, parar y jugar. Eso nos ha hecho tener estabilidad. Lo hemos hecho ante el líder, que tiene jugadores internacionales. Lo que más me ha gustado es el afán de creer en lo que hemos trabajado, de tenerlo en la cabeza y de trabajarlo a muerte hasta el final. El empate no era justo. Ellos apostaron en el siete contra seis. Y nosotros lo aprovechamos con Gonzalo. Ha sido un partidazo. Esto nos ha de servir para afrontar las cuatro jornadas que nos quedan para seguir sumando. Nos toca ir Ciudad Real con esa moral y esa confianza para seguir sumando”.

Sobre los últimos segundos de partido, el entrenador del Unión Financiera Base Oviedo recuerda que “he visto el gol de Lombardi y, en cuanto recibe Gonzalo, miro al marcador. Sabía que Gonzalo iba a tirar. Primero he mirado la trayectoria, luego el marcador. He visto que entraba en tiempo. Cuando ponía 30, ya estaba el balón dentro. Ha sido un éxtasis, tras los segundos previos que implicaba tener el partido empatado tras haber estado por delante. En los últimos segundos, tenemos jugadas entrenadas y mecanizadas para que todo esto pueda salir bien”.

Por último, con un pabellón lleno, el técnico agradece el apoyo recibido y apunta que “siempre que Vallobín está lleno, es un impulso. La mayoría de los puntos los tenemos en casa. Es gracias a la afición. El equipo se siente arropado y hace que se saque lo mejor de cada jugador y eso nos ayuda a cumplir los objetivos”.