Raúl Blanco: “No vamos a engañar a nadie, la derrota en Mallorca fue dura”

El Unión Financiera Base Oviedo cuenta esta semana con jornada de descanso. La División de Honor Plata se detiene por los compromisos internacionales y los carbayones aprovecharán para cargar las pilas de cara a los dos próximos compromisos –sábado 23 y martes 26- en Vallobín. El equipo busca pasar página tras la última derrota.

El extremo Raúl Blanco analiza lo sucedido en Mallorca. “No vamos a engañar a nadie, es una derrota dura; es una situación complicada. Se nos ponen las cosas un poco más difíciles porque los perseguidores se han acercado en puntuación. Era un partido que teníamos que haber ganado sí o sí. Ahora es una situación complicada. Lo que tenemos que hacer es unirnos más que nunca, trabajar en conjunto, aumentar la intensidad y sacar esto adelante. Lo que queremos, nuestro objetivo principal, es asegurar la permanencia y seguir hacia adelante”, reconoce.

Para el jugador asturiano, contar con un fin de semana de parón puede resultar positivo en estos momentos. Ahora el equipo se conjura para afrontar los próximos partidos. “Después de una dinámica negativa, con dos empates y una derrota. Viene bien parar, reflexionar y preparar estos dos encuentros, que son muy importantes. Nos va a ayudar a reforzar las ideas que tenemos y sacarlas adelante, jugando mejor y con mayor intensidad”, admite.

Y es que las citas ante Eón Horneo Alicante y Cisne Pontevedra adquieren un cariz determinante para el conjunto de la capital del Principado. Raúl Blanco subraya su importancia. “Los siguientes dos encuentros son en casa. Dos partidos que hay que ganar; fuera de casa, en División de Honor Plata es más complicado sumar. Lograrlo en casa, nos va a acercar cuanto antes a la permanencia. Estos dos partidos son esenciales, tenemos que salir a morir. Lo que no hemos logrado en los últimos encuentros, hemos de hacerlo ahora. En la primera vuelta hemos sido uno de los equipos más difíciles de ganar como locales”, zanja.