Gonzalo Carou: “Cambiar el chip de la selección al Unión Financiera Base Oviedo no supone un problema”

Gonzalo Carou ya está de vuelta con el Unión Financiera Base Oviedo. Tras haber viajado a Chile la pasada semana y lograr, como técnico asistente de la selección argentina el título en los Juegos Panamericanos y la clasificación para París 2024, el pivote ya se centra en retomar la competición con el conjunto carbayón. La próxima prueba, este sábado, frente al Mitoura Mallorca.

Respecto al triunfo de la selección argentina en los Juegos Panamericanos, Carou destaca que “es una gran experiencia. Rara, porque cada vez que voy con la selección, al igual que en el Mundial, se me hace extraño. Cuando llego y me vuelvo a encontrar con los que hasta hace poco eran mis compañeros. Con el paso del tiempo, todo bien”, reconoce. Además, Carou asegura que esta competición estaba señalada en rojo en el calendario. “Era un torneo que nos marcamos siempre para llegar bien. Lo vivimos con otro estrés. Como jugador, estaba preocupado por estar bien físicamente. Ahora es más mental, más analítico, de ver cómo enfrentarnos a los rivales, cómo podemos hacerles daño. Lo disfruto mucho. Sobre todo, cuando se hacen las cosas bien, cuando lo que nos planteamos funciona, es una sensación muy linda. Como jugador es lindo ganar, como entrenador, también. Planificar algo y que funcione es una sensación muy gratificante”, admite.

Ahora, el pivote volverá a cambiar su rol de entrenador asistente por el de jugador, algo que, según señala, no supone gran problema. “Siempre tuve la suerte de tener esa capacidad para cambiar el chip; de estar con la selección a estar con el club; de cambiar el sistema, de cambiar las dinámicas. Nunca me costó. Muchas veces veía la posibilidad de ir a la selección como algo que me ayudaba a rendir más con el equipo. Me costó los primeros días la adrenalina. Lo que se vive al estar representando a un país y clasificarse para los Juegos Olímpicos. Por suerte, me encuentro bien. Esta mañana fui a hacer la rutina de pesas para estar en la mejor forma posible. Me encuentro bien y estos dos puntos no debemos dejarlos escapar. Quiero ayudar al Base Oviedo a conseguir nuestro objetivo, mantener la categoría. Hemos de volver a la senda de la victoria”, apunta.

Respecto al encuentro ante Mitoura Mallorca, Carou subraya la importancia del choque, a la vez que analiza la problemática del equipo en los instantes finales. “Tras terminar el partido de Ibiza, hablamos de la importancia del encuentro de Mallorca. Hemos de cambiar esta dinámica. Estamos haciendo gran balonmano y comenzamos a cometer errores y cerramos mal los partidos. Tenemos que llegar con solvencia a estos últimos 10 minutos. Esta temporada estamos perdiendo muchos partidos por un solo gol. Es lo que tenemos que mejorar, tener esa tranquilidad en los momentos decisivos y mejorar un poco la calidad de lanzamientos. Estamos fallando situaciones claras. Cuando no marcas, da sensación de mal juego, pero lo que pasa es que no definimos con soltura. Eso hace que parezca que la dinámica es mala. Estamos yendo por el buen camino de entrega, de lucha, de concentración, de trabajo. Falta un poco más para tener esas sensaciones positivas que te da la victoria. Necesitamos que los lesionados sumen y así hacer un Unión Financiera Base Oviedo más fuerte de lo que ya es”, zanja.