El Unión Financiera Base Oviedo no se cansa de soñar (31-26)

Una más. Y ya son cuatro consecutivas. Vallobín está camino de acostumbrarse a la épica porque el Unión Financiera Base Oviedo gana en casa de todas las formas posibles. Este sábado, el equipo asturiano cosechó un triunfo de los que adquiere su peso en oro. Con todo en contra, el equipo de Ricardo Margareto fue un rodillo para imponerse al Valinox Novás en el tramo final. Dos puntos que permiten al Unión Financiera Base Oviedo meter tierra de por medio con la zona baja y acercarse a los puestos de play-off.

Con un ambientazo en Vallobín, el encuentro comenzó con un ritmo trepidante y con los dos equipos acertando. Al tanto inicial de Emi Francechetti le siguió un gol gallego y, esta tónica, se mantuvo durante los diez primeros minutos de encuentro. Tras el empate a cuatro tantos, fueron los de O Rosal quienes ofrecieron más. Inspirados por la gran actuación de su portero, Héctor Gil y por los lanzamientos fuera o al poste de los carbayones, Valinox Novás comenzó a crecer.

Sin embargo, el Unión Financiera Base Oviedo siempre tira de casta. Y el primer ejemplo se vivió tras la primera gran renta visitante. Del 5-8 se pasó al 9-8, con goles de Camacho, Ortega en dos ocasiones y Manu Barrios. Los carbayones, firmes en defensa, robaban y salían al contraataque para anotar. Pero esto apenas fue un espejismo en la primera mitad. De nuevo el equipo gallego se estiró y a los asturianos les costaba anotar. Un gol de Camacho y otro de Costoya, de golpe franco con el tiempo ya cumplido, fueron el bagaje anotador en el resto de la primera mitad. Al descanso se llegó con un 11-13 gracias al gol del avilesino.

En la segunda parte, el choque volvió a ponerse cuesta arriba. Pese al rápido tanto de Rubén Menéndez, de nuevo Valinox Novás supo jugar los siguientes minutos. Mediado este segundo acto, el equipo gallego vencía por 16-20 y las cosas se ponían cuesta arriba en Vallobín.

Pero el Unión Financiera Base Oviedo mantuvo su plan de partido. Camacho y Manu Barrios recortaron diferencias, aunque Valinox Novás seguía anotando. Otro tanto de Camacho supuso el comenzar a creer (22-23, minuto 49). Porque sí, los de Ricardo Margareto lo tienen bien claro. En este equipo no se rinde nadie. Pese a que Alejandro Dorado logró batir la portería asturiana, en los diez últimos minutos se respiró la magia de Vallobín.

Defensa, gol, defensa, gol, defensa, gol. Con un espectacular Fede Wermbter y con todo el equipo aplicándose atrás, se logró un parcial de 8-1. En los momentos difíciles, al Unión Financiera Base Oviedo no le tembló el pulso. Manu Barrios, Jayro, Rubén Menendez, Ortega y Gonzalo Carou contribuyeron a dejar dos puntos muy sufridos y peleados en casa. Un gol de Camacho, el sexto en su cuenta particular, permitió cerrar la victoria a un Unión Financiera Base Oviedo que no se cansa de soñar.

El conjunto asturiano buscará extrapolar esta buena dinámica como local a los partidos lejos de Vallobín. El próximo domingo cerrará 2023 visitando a UBU San Pablo Burgos. El partido se jugará a las 12:00 horas en El Plantío.

 

Unión Financiera Base Oviedo (31): Fede Wermbter, Raúl Blanco, Manu Barrios (5), Emi Franceschetti (2), Gonzalo Carou (3), Carlos Costoya (2), David Ortega (4) –siete inicial- Javi Sanz (4), Yailán Hechavarría, Jaime González, Rubén Menéndez (4), Óscar Camacho (6), Diego Fernández, Juan Gamallo, Rubén Rozada y Jayro Pérez (1).

Valinox Novás (26): Héctor Gil, Yago Santomé (1), Iago Flores, Paulo Dacosta (1), Germán Hermida (1), Manuel Martínez (7), Dusan Trifkovic (2) –siete inicial- Paulo Ostolaza, Alejandro Dorado (2), Pedro Aymerich (4), Diego Pérez, José Leiras (1), Aladino Fernández, Andrés Sánchez (3), Pablo Castro (2) y Oriol Teixidor (2).

Árbitros: Gabriel López Martos y Pedro Cubas Martínez. Amonestaron a los locales Ricardo Margareto y Carlos Costoya y a los visitantes César Armán y Dusan Trifkovic. Excluyeron por dos minutos a los locales Emi Franceschetti (2) y Manuel Barrios y a los visitantes Yago Santomé, Iago Flores, Pedro Aymerich, Germán Hermida, Dusan Trifkovic y Oriol Teixidor (2).

Marcador cada cinco minutos: 3-2; 4-4; 5-6; 7-8; 9-10; 11-13; -descanso-; 14-15; 15-17; 19-21; 24-24; 27-25; 31-26.

Polideportivo de Vallobín: Unos 550 espectadores.