El Unión Financiera Base Oviedo logra un punto de fe (27-27)

MarisaIbáñez

El Unión Financiera Base Oviedo consiguió este sábado un valioso punto en Alcobendas (27-27). Cuando peor se pusieron las cosas, en la segunda parte, los de Ricardo Margareto supieron tirar de fe para meterse nuevamente en el partido y pelear hasta el final. A falta de 45 segundos, el cuadro ovetense dispuso de un balón para el 27-28. En la última acción, Alcobendas tampoco pudo anotar y ambos equipos terminaron por repartirse el botín.

La primera mitad estuvo marcada por los altibajos. Por momentos, el Unión Financiera Base Oviedo compitió como en sus mejores partidos y por momentos llegaron pérdidas de balón y errores en el lanzamiento. En los primeros minutos, se vio un gran equipo. Comandados por un gran Manu Barrios, el cuadro asturiano llegó a situarse con 3-6 a su favor (minuto 8). Sin embargo, los madrileños pudieron darle la vuelta al electrónico tras un parcial de 4-0.

Los asturianos se agarraron a Barrios para volver a situarse por delante. El cubano logró cinco de los ocho primeros tantos del conjunto carbayón. El duelo entró en una fase de igualdad que el Unión Financiera Base Oviedo consiguió ir capeando. A cada gol madrileño, los de Ricardo Margareto empataban. Con 12-12, tras un buen tanto de Diego Fernández, se llegó a los dos últimos minutos del primer acto. A los dos goles de Alcobendas, se sumó un tanto de Javi Sanz prácticamente sobre la bocina, para situar el electrónico al descanso en 14-13.

En la segunda mitad, los visitantes comenzaron más fuerte. El Unión Financiera Base Oviedo pudo perseguirlos durante los primeros compases. Sostenidos por un gran Raúl Fernández y por Ortega, con dos tantos cada uno, el cuadro asturiano seguía en el partido. Sin embargo, el equipo madrileño logró irse tres tantos por encima mediado el segundo acto (21-18). Cuando peor estaban las cosas, el Unión Financiera Base Oviedo aumentó un punto su intensidad defensiva para volver a meterse en el partido. Dos tantos de un destacado Jayro, uno de Manu y otro de Javi Sanz permitieron al equipo asturiano dar la vuelta al marcador (21-22, minuto 47).

Aún quedaba mucho tiempo y, pese a que la igualdad se mantuvo en los siguientes compases, otro tanto de Jayro y un buen gol de Rozada desde el pivote permitieron al cuadro ovetense situarse con una ventaja de dos goles a falta de cinco minutos (24-26). No todo estaba dicho, Alcobendas apretó para igualar el encuentro. Rozada consiguió el 26-27 en el minuto 58 y Alcobendas empató en la jugada posterior. Los asturianos, con un tiempo muerto, no lograron ver portería en su última posesión. Tampoco lo hizo, afortunadamente, Alcobendas. Los madrileños erraron un golpe franco con el tiempo ya cumplido, lo que implicó el reparto de puntos en el Pabellón de los Sueños.

En la próxima jornada, otro duelo clave por la permanencia. El Unión Financiera Base Oviedo recibirá al Trasmapi UD Ibiza a partir de las 18:30 horas en el Polideportivo de Vallobín.

Balonmano Alcobendas (27): Ramón Fuentes, Gonzalo Velsaco (8), Sergio Lozano, Mario Crespo (2), Nacho Gimeno (2), Bruno García (1), Íker Aguilera (6) –siete inicial- Alfonso de la Rubia, Fernando Nevado, Alberto López, José María Gutiérrez (2), Anthony Pinto, Santi Echevarría (5), Agustín Castellano (1), José Blanco y Álex Echevarría.

Unión Financiera Base Oviedo (27): Juan Gamallo, Raúl Blanco (5), Manu Barrios (7), Javi Sanz (3), Emi Franceschetti, Carlos González (1), David Ortega (2) –siete inicial- Fede Wermbter, Yailán Hechavarría, Jaime González, Rubén Menéndez, Óscar Camacho, Diego Fernández (2), Gonzalo Carou, Rubén Rozada (4) y Jayro Pérez (3).

Árbitros: Jorge Rodríguez Pacheco y Alejandro Núñez Camacho. Amonestaron al entrenador local Javier Suárez y al jugador visitante Carlos González. Excluyeron por dos minutos al local Sergio Lozano y a los visitantes Gonzalo Carou, Carlos González  y Emi Franceschetti (2).

Marcador cada cinco minutos: 3-3; 4-6; 7-8; 9-8; 11-10; 14-13;-descanso; 17-15; 19-17; 21-21; 23-23; 25-26; 27-27.

Pabellón de los Sueños: Unos 500 espectadores.