Ricardo Margareto: “Hemos sabido controlar el partido, pero no podemos esperar a estar con el agua al cuello”

Victoria para el Unión Financiera Base Oviedo en el penúltimo partido de la liga regular ante Congesa XXI Ciudad de Salamanca. Los de Ricardo Margareto se impusieron en un encuentro marcado por el alto ritmo de juego. El entrenador del equipo asturiano asegura que “hemos estado bien en ataque, haciendo las cosas que hemos trabajado, pero no hemos entendido el mensaje durante la semana de que había que bajar. Todo lo que hicimos en ataque, ellos nos contrarrestaban porque no replegábamos bien.  Cuando hemos empezado a replegar bien, hemos estado arriba. Hemos estado por delante durante todo el partido, aunque nos hemos relajado en defensa y no hemos hecho las cosas que hemos trabajado al máximo. Ha sido un equipo que sabíamos que nos iba a poner en problemas”.

Margareto reconoce que “hemos podido controlar el partido, contento con eso, que era lo más difícil. Pero estoy descontento con los primeros quince minutos, ya que hemos preparado algo que nos íbamos a encontrar. Tenemos que arreglarlo antes de que estemos con el agua al cuello. A seguir, hemos rotado a todos y no ha habido lesiones”.

Sobre el alto ritmo de juego visto sobre la pista de Vallobín, el técnico apunta que “Salamanca es un equipo que corre mucho durante todo el campeonato. Cuando te descuidas, ellos te hacen tres goles. Es trabajo de concentración, d estar metidos, para llevar el partido hilado desde que nos fuimos en el marcador. Creo que podíamos haber ganado por más, pero los fallos en el lanzamiento nos han impedido ganar por una diferencia mayor”.

Por último, también agradece el gran ambiente vivido en el pabellón, con un amplio respaldo del público. “Después de un partido como el del Real Oviedo, que hoy hacía un buen día… Cada vez se ve más público. Es buena señal de cara al último partido, un encuentro que consideramos de fase de ascenso, ante Santoña. Animamos a todo el mundo a que venga. Se ha visto un buen espectáculo, con muchos goles”, concluye.